¡Y este es el cerdo que pretende seguir al mando de Venezuela!


Por desgracia, si los venezolanos de bien no despiertan y convencen a aquéllos a quienes tiene engañados el régimen, seguirán padeciendo el dolor de ver la destrucción de su país.

Miren esta foto que llegó por Internet, es del cerdo de Maduro.Maduro

¡Y hasta que que confesaron su muerte!


Cómo ya terminó el circo mediático y macabro de la enfermedad, muerte y sepelio del micomandante, ahora empezamos con el proceso de reencarnación que se da, según la ignorancia de la mitad del pueblo venezolano en el hipopótamo maduro, respetando al venerable animal.

Ante la ignorancia supina, que no deja ver que la chequera ha pasado de mano, que se ha violado la Constitución venezolana, que más bien parece papel higiénico, acompañada de los corruptos jucees de las cortes venecas, no podemos cantar victoria, pues el susodicho animal, maduro, es el nuevo juguete de la cofradía o cobardía castro cubana.

La chequera seguirá girando para el indio corrupto morales, la corrupta cuchibarbie kichner, el corrupto e hijuenarco correa, el pederasta, ladrón y asesino ortega y los payasos castro.

Ya no digo ¡DESPIERTA BRAVO PUEBLO VENEZOLANO!, ahora digo

¡DESPIERTA LATINOAMERICA!

Arrinconemos estos hijos bastardos de la corrupción, del amordazamiento de las libertades, del silenciameiento de la libre expresión, pues detestan que los critiquen, y si los critican, amordazan como buenos ¡TIRANOS!

Ya se fue la burlesca imitación del Tirano Banderas, ahora llega su reencarnación, el hipopótamo.

¡Abajo el hipopótamo maduro!

¡Arriba Capriles!

Una opinión sobre el editorial de El Colombiano ¿Despertará el bravo pueblo?


Esta es una respuesta a las personas que escribieron sus comentarios al Editorial del periódico El Colombiano el día 30 de septiembre de 2012. La publico aquí, porque lo más seguro es que no aparezca, debido a que el colador de comentarios de las 12:00 del día a las 2:00, el 95% de las veces no publica mis comentarios, además que es extenso y lo partí en 4 mensajes.

Me da la impresión, que parte de las personas que escriben en los blogs, creen que el hecho que el periódico se llame El Colombiano, implica que solo puede escribir sobre Colombia, pues desafortunadamente para ellos, un periódico es para tratar todos los temas de interés y entre ellos, para muchos, la política internacional que tiene interés y más aún cuando las acciones políticas, económicas, sociales en ese país pueden influir negativa o positivamente sobre Colombia.

En cuanto al título de la columna, se refiere a una frase de la primera línea del coro, del himno venezolano y al nombre: Gloria al bravo pueblo. En cuanto a Josea (uno de los comentaristas), la panacea de los gobiernos de derecha es precisamente, que bajen los niveles de pobreza, disminuya el desempleo, y llegar a cifras de un dígito en desempleo, en economía es verdaderamente una ganancia, crecimiento de la economía, firma de convenios de ayuda y cooperación económica y social, vivienda, salud para todos (ni los grandes potencias lo han logrado), así sea el SISBEN criticado por los mismos usuarios, debían agradecer tener atención de urgencia y medicamentos, cuando no aportan nada a la economía del país, familias en acción, de la cual viven de gorra muchos colombianos que no quieren trabajar, por que no es solo atención al desplazado, educación superior a gangas de hasta 1000 pesos por semestre en las universidades públicas, cuando en los países desarrollados tiene un costo alto.

Por lo que veo tienen un gran desconocimiento sobre la economía comunista y la política socialista. La muestra es China, que siendo un gobierno socialista con una economía comunista de base, se abrió a un mercado capitalista con las restricciones propias del comunismo, y en este momento está en crisis. Si tanto hablan y escriben los de izquierda, como lo hace Petro constantemente, cometiendo errores garrafales, dedíquense a leer sobre la historia de las economías comunistas y las políticas socialistas del mundo para que les quede claro, que la igualdad solo es de nombre, mientras Fidel, Chávez, Correa, Kichner, Ortega y Morales tienen abultadas cuentas en los bancos suizos por robo y desfalco de los erarios públicos de sus países, viven como reyes, la gente es cada día más pobre, se van cerrando los caminos de apertura económica y todas son dictaduras, unas elegidas democráticamente y que no pueden deshacerse por la misma vía y otras impuestas.

Dentro del conglomerado mundial, están además, China, Laos, Vietnam, Korea del Norte. La muestra que el comunismo y el socialismo no son el camino, son Rusia, Alemania y Yugoeslavia. Existen las socialdemocracias como Chile y España, que empiezan a mostrar que económicamente no son viables, y nuestro gobierno, debe empezar a tomar nota de estas socialdemocracias para prevenir el desastre, en vez de cada día ir metiéndose en ella.

Solo basta mirar la realidad social de esas economías comunistas y políticas socialistas para ver la pobreza, inequidad, la desigualdad social que sobre pasa con creces a la realidad social de los gobiernos de derecha.

Y por último, el único discurso que mantiene a los socialistas y comunistas es “abajo el imperio”  (leáse Estados Unidos), cuando en su historia, jamás ha tenido colonias, se aplica porque dicta medidas económicas, pues muy simple, si presta plata a otros países debe poner unas condiciones para garantizar que esos países podrán pagar la deuda, es apenas lo que hacen los bancos en Colombia: le prestan la plata después de coger la hipoteca completa de su casa la cual vale 200 millones, pero el banco la toma como si costara 36 millones: (por un préstamo de 35 millones a 5 años usted resulta pagándole al banco 55 millones), se abrochan la matrícula de su carro si lo tiene y de otros bienes, piden  su contrato laboral, sus extractos bancarios, y en el momento que usted no siga las políticas trazadas por ellos: trabaje y pague, se queda sin casa, sin carro, sin bienes, con el 50% del sueldo embargado, en la calle, sin con que comer, pagar la EPS y todos tan tranquilos.

Y cuando le diagnostiquen un cáncer, si no tiene EPS o SISBEN, se muere, pero no puede coger la plata del gobierno y salir a hacerse un tratamiento de quimio y radioterapia con un séquito de 20 personas, avión lleno, cada 8 días a otro país. Solo en las economías comunistas con políticas socialistas, que son dictaduras para robar al pueblo.

Un análisis del por qué votan los electores y qué consecuencias puede traer su decisión.


Llegó por correo electrónico. Difúndalo, si cree en la soberanía de Colombia.

No es el primero ni será el último caso de un deslave electoral provocado por un súbito encantamiento con uno de los candidatos emergentes para hacerle frente a una situación política compleja. ¿Regresión a los caprichos de la infancia o salto al vacío? El primero de esta serie de desastres recientes ocurrió en Perú, en donde un ingeniero agrónomo de origen japonés, hasta poco antes de su emergencia, absolutamente desconocido de la ciudadanía, un tanto excéntrico y voluntarioso, montado en un tractor y sin mayores antecedentes, creció súbita y violentamente en las encuestas hasta tener la fuerza de respaldo social suficiente como para derrotar en las urnas a uno de los peruanos más brillantes y preparados de su historia contemporánea: el gran intelectual y novelista Mario Vargas Llosa. Nos referimos a Alberto Fujimori. Hoy, después de un gobierno aterrador y las mayores corruptelas y violaciones a los derechos humanos provocados por su gobierno neo dictatorial, está encarcelado. No por azar junto a su enemigo jurado, el líder de Sendero Luminoso.

El segundo de los casos lo protagonizó un golpista redomado que se salvó de cumplir condena por la debilidad de un anciano que se montara por segunda vez en la presidencia de la república gracias al desafuero del teniente coronel de marras y ocurrió en una sociedad absolutamente desorientada, caprichosa e inmadura, que rechazó poner su parte de sacrificio en la estabilización de su país y siguió como embrujada el espejismo del caudillo salvador hasta dar en la peor crisis existencial de la historia republicana. Nos referimos a los venezolanos. Nos referimos a Hugo Chávez.

En ambos casos, el factor detonante de esos suicidios consumados no fueron los sectores populares. Fueron las clases medias, volátiles, desmemoriadas y prontas a disfrutar de las tortillas pero dispuestas a rechazar escandalizadas la quiebra de los huevos que las hicieran posibles. Peor aún: inclinadas a patear al cocinero a la primera de cambio y repudiar lo que ayer adoraran, según el orden de los cambios climáticos. Para terminar siendo las primeras y principales víctimas de esos partos contra natura.

Innecesario, aunque inmensamente útil, recordar ambas nefastas ocurrencias ante el deslave electoral que parece estar en curso en la hermana república de Colombia. Conveniente hacerlo, para ver si a última hora la sociedad colombiana, que puede permitirse el lujo de este amor a primera vista con Antanas Mockus gracias al sistemático trabajo de seguridad democrática realizado por sus fuerzas armadas y la lucidez del liderazgo de Álvaro Uribe y su ministro de defensa Juan Manuel Santos, logra reaccionar a tiempo como lo hiciera muy recientemente la sociedad chilena. Que fuera sorprendida con otra avalancha mediática – la del joven Marco Enríquez-Ominami – que pudo terminar en muerte súbita de su laboriosa democracia si no hubiera sido por la madurez política de un país que ya no cree en brujas – o brujos – voladoras. Optó por la sensatez, decidió por Sebastián Piñera y se enrumba a ser el primero de nuestros países en integrarse al privilegiado concierto de naciones del Primer Mundo.

Poco importa si los pescadores en el río revuelto de las veleidades mediáticas sean de los dientes afuera de derechas, de centro o de izquierdas. Quiéranlo o no, todos terminan siendo tontos útiles del totalitarismo. Pues no es su ideología la que los convierte en espejismos electorales. Es la promesa especular de aliviar la carga de las responsabilidades colectivas, echársela a los hombros de los antiguos gobernantes y asegurar que cumplirán con los anhelos más profundos de las mayorías desencantadas. Sobre todo del mal de males que está en vías de superarse: la guerra contra el causante de la guerra. Por eso la comparación con el berrinche infantil que exige la reparación de culpas – ilusorias o reales, poco importa – y el borrón y cuenta nueva. Como si en política fuera posible hacer tabula rasa con nuestra propia identidad, nuestras luchas y nuestros combates.

Fujimori prometió erradicar la violencia. Implantó una dictadura. Chávez, terminar con la corrupción. Ha dilapidado novecientos cincuenta mil millones de dólares. Y ha establecido una neo dictadura infinitamente más grave que la de Fujimori, pues además de totalitaria es expansiva e imperial. Si no ha logrado su propósito de controlar el Pacífico bolivariano se debe no sólo a la oposición interna, que se ha jugado la vida por hacerle frente. Sino porque su principal aliado en dicho proyecto – las FARC – y su principal estrategia – hacerse con el poder político de Colombia tras el sueño bolivariano de la Gran Colombia – fue enfrentado exitosamente por el binomio Uribe – Santos.

Esa tarea no ha concluido. América Latina se encuentra frente a la encrucijada entre dictadura o democracia. Chávez está a las puertas de un gran colapso. La democracia activa y combatiente está a punto de ganar la partida. Ya lo hizo en Honduras, en Panamá, en Costa Rica, en Chile. Lo hará en Argentina y Brasil. Sería un error gravísimo que la sociedad colombiana, encandilada por el espejismo de una paz inconclusa, le hiciera caso a los cantos de sirena y pateara el tablero que tanta sangre, sudor y lágrimas costó construir. Sería un gravísimo error que los colombianos interrumpieran la política de seguridad democrática y le tendieran la mano al tirano que amenaza armado hasta los dientes desde el vecindario. ¿O es que el síndrome de Estocolmo terminó por quebrar el temple de un combate ejemplar? Provoca recordar el refranero venezolano que refleja con insólita perspicacia la situación que podría llevar a la retirada que representa Antanas Mockus: los colombianos “mataron al tigre y le tuvieron miedo al cuero”. El tiempo tiene la respuesta.

Chávez y su Ph.D en Economía


Hace más de 15 años, la CEPAL hizo un estudio donde mostraba los niveles de alfabetización y educación en América Latina, y Venezuela ocupó el penúltimo lugar antes de Bolivia. Venezuela ha sido un país, que debido a su riqueza en petróleo, pagó los mejores profesores de universidades americanas y europeas, pero a los venezolanos ricos y de clase media jamás les importó estudiar o hacer algo meritorio, pues tenían dinero suficiente para vivir bien.

El venezolano de los estratos bajos es, aún, más analfabeta y cree en el populismo de Chávez a cambio de una bolsa de comida. Da grima ir a Venezuela y ver los estantes de los supermercados vacíos, especialmente de los productos esenciales.

Es increíble que las personas con capacidad adquisitiva no tengan acceso a leche, arroz y otros productos de la canasta familiar, porque Chávez, en medio de sus grandes conocimientos sobre Economía, está hundiendo a Venezuela en una recesión económica mayor, pues los venezolanos no saben trabajar, los trabajadores han sido los colombianos y la mayoría de productos de consumo entran de Colombia.

Es una estrategia chavista que se devolverá como un boomerang contra el Mulato Chávez, pues el pueblo con hambre, no fideliza, y Venezuela ha tenido dictaduras, y bastante duras, así que el Micomandante Chávez, perderá todo.

Sabemos que esto supone un problema económico mayor para Colombia, pero al fin de cuentas hemos estado en peores condiciones y tenemos la sagacidad necesaria para abrirnos hacia nuevos mercados. Si los comerciantes piensan más con la cabeza, sencillamente los productos de exportación a Venezuela, mientras se abren nuevos mercados, se pueden vender en Colombia a precios menores donde no haya pérdida para el productor ni el vendedor, es una buena estrategia de momento.

Ecuador ¡Crasa ignorancia la de este pueblo!


¿Cómo es posible que los ecuatorianos hayan aprobado un Referendo Constitucional para darle poderes al dictador resentido del narco Correa? Cuando vean al hijo el narcotraficante lleno de lujos, islas, yates, casas, cuentas de banco repletas, llorarán por haber dejado que los timara. ¡Esperemos a ver si se cambia la camisa! y le regala nueva chaqueta al indio Morales.

Creí que ustedes, los ecuatorianos, eran un pueblo sensato, un pueblo que tumba presidentes por sus malas administraciones, y se dejaron timar de este aliado del Micomandante Chávez.  Un nuevo pueblo al servicio del socialismo bolivariano. ¡Oh retroceso cruel.

La Historia enseña que el comunismo ni el socialismo existen como formas de gobierno reales, ya que ellos impiden la libertad, el libre albeldrío al que se tiene derecho solo por el hecho de ser humano. En estas formas trasnochadas de gobierno, la igualdad solo existe para el pueblo enmarcada por el amordazamiento de la verdad, por la mutilación de la libre expresión, por la inexistencia de la competencia como estrategia para avanzar y alcanzar el desarrollo.  Alli solo impera el enriquecimiento del poder y el empobrecimiento del pueblo.

Lo muestra Putín hoy día, que después de enriquecerse y enriquecer a sus amigos rusos con la apertura al capitalismo, hoy tiene un nuevo títere en el gobierno para volver al socialismo, como la mejor forma de explotar el pueblo, porque el ya es rico.

Bueno ecuatorianos, no aprendieron las lecciones del pasado, van a pagar por ellas, junto con los venezolanos que le creyeron a Chávez, pero aún tengo fé en los bolivianos.

¡Viva el glorioso Ejército de Colombia!


Gracias por que al fin le tapamos la boca a Chávez, Correa, Sarkozy, Morales, Ortega y la traidora de Piedad Córdoba. No tuvimos que decirles que se ícállate!, el peso de la noticia los calló.

Gracias ¡muachos! del glorioso Ejército de Colombia, si supieran que el corazón no me cabe en el pecho por su hazaña.